lunes, 28 de marzo de 2011

CULTIVO DE GUERRILLA MARIHUANA

Un video muy bueno sobre el cultivo de guerrilla para los que estemos interesados en hacerlo, o intentarlo... jajaja

Un Cultivo de guerrilla es aquel cultivo realizado en campo abierto, normalmente en terreno ajeno o publico con las dificultades que eso conlleva
En los cultivos de guerrilla es imprescindible camuflar al maximo las plantas, con el fin de que no lleguen a ellas manos no deseadas.
Esto es lo que se suele recomendar para camuflarlas:
dispersión orientativa: no cultives/cortes la vegetación de más de 10 metros cuadrados de terreno en el mismo lugar. un enorme claro en el bosque puede resultar muy atrayente para los curiosos.
operaciones encubiertas: una vez excabados los agujeros de plantación, extiende mantillo de hojas sobre toda la tierra removida para evitar que sea vista a través de la vegetación. que no se note que alguién ha hecho un agujero para plantar; así si algún ingenuo se acerca demasiado no reparará que aquéllo es cultivado e incluso pueden llegar a creer que es maleza.
en invierno la protección latente del cultivo es adicional pues los buscadores de setas o cazadores no se detendrán ante una (de las numerosas) concavidades del suelo del bosque.
casamatas: si puedes plantar entre zonas arbusivas, fabuloso. una protección adicional se logra plantando, zarzamora y zarzaparrilla o etendiendo pedezas de maleza espinosa cortados en los alrededores del jardín.
pendiente crítica: crea el jardín en una ladera con maleza y una pendiente pronunciada; ésto alejará a los perezosos, ancianos o niños. además, el desnivel te ahorrará cortar muchas ramas para que entre la luz. si encuentras un pequeño rellano en medio de la ladera, major.
efecto túnel: haz lo posible para que el lugar de plantación no sea accesible "de pie"; si puedes, corta ramitas de los arbustos y prepara un túnel por el cual se tenga que pasar a cuatro patas una poca distancia. esto disuade por lo menos a los cazadores que no se arrastrarán con la escopeta.
la cueva de alí babá: arréglatelas para que el jardín tenga sólo una vía posible de acceso. entre viaje y viaje, obtruye esta única vía con una gran bola de quita y pon hecha de zarzas, matorral o algo engorroso que no apetezca tocar a ningún curioso.
cortador de cabezas: eliminando la yema apical de la planta, lograremos que esta ramifique, no creciendo tanto a lo alto y sí más a lo ancho. esta operación se realiza cuando la planta tiene unos cuatro pares de hojas y se puede volver a realizar al cabo de otros cuatro pares de hojas para obtener así un total de 4 puntas de crecimiento. eliminaremos solamente la yema y el micropar centrales de cada rama cada vez, intentando no dañar las yemas adventicias que crecen más abajo. esto es útil si tenemos vecinos curiosos y sólo nos separa de ellos un simple muro que nuestras plantas tienden a sobrepasar.
flexibilidad logística: las ramas de la planta se pueden dobrar sujetándolas con un cordel atado pero sin que toquen el suelo; ésto se debe realizar desde el principio para que la planta se adapte a la torsión; si doblamos una rama adulta seguramente la partiremos. permite camuflar las plantas tras muros o vegetación de escasa altura, al tiempo que al eliminar la dominancia de la rama central, permite un desarrollo igualitario de las ramas laterales.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Videos marihuana

Loading...